Las latas de bebidas son de acero o de aluminio. En ambos casos hablamos de materiales permanentes que pueden reciclarse de modo indefinido. Al reciclarse, no pierden nada de calidad lo que significa que podemos volver a construir un producto exactamente igual o bien, fabricar otro distinto.

En España, cerca del 80% de los productos de acero y del 50% de los productos de aluminio, se fabrican a partir de productos usados. En el reciclado de metales, se ahorra entre el 70 y el 95% de la energía, agua y materias primas.

En 2014, en España se vendieron 6422 millones de latas de bebidas. En España el 80% de los productos de acero y cerca del 50% de los de aluminio se fabrican utilizando productos usados como materia prima, ya que no hay un límite en la cantidad de material reciclado que se puede utilizar en un producto (el 100% puede ser reciclado).

Estas características aseguran que todas las latas de bebidas recuperadas por cualquier procedimiento serán recicladas al 100%.

Durante los últimos años, se ha producido una importante mejora en el procesado de latas de bebidas usadas -tanto de acero como de aluminio- mediante fragmentación, separación magnética y en algunos casos desestañado químico.

Comprueba cuanta energía se puede ahorrar en tu empresa